domingo, 16 de junio de 2013

Sin correr

Y el que parece que es perfecto, en realidad, no lo es tanto y tiene sus flaquezas como todo el mundo. Que aunque tu no lo creas eres influyente para los demás y ejerces más poder del que piensas. Es cierto que tienes que cerrar etapas, quedarte con todos los buenos momentos para dar paso a los siguientes. Hoy solo recuerdo risas, me veo un escalón por encima...

Que a veces cuesta tanto dar las gracias a todas aquellas personas que te han ayudado a enfrentarte a tus miedos. A esas cosas que te costaban tanto: a conducir, a conocer nueva gente o a presentarte a exámenes imposibles. Que te han animado a mirarte el espejo y no molestarte por nada de lo que ves. Tambien a aquellas que te han dado el último empujón para escribir o decir lo que sientes, o que te han recomendado un libro o una película, o el ultimo video de moda de youtube que puedo ver una y otra vez. Todas ellas son la razón por la que sigo motivado y feliz.

Hoy la tarde ha sido poco fructífera, pero me alegro tanto de haber escrito de nuevo por aquí. Desde el móvil, sí, adaptado a las nuevos tiempos y tan feliz de poder compartir esto con vosotros!

No hay obstáculos que no se puedan vencer. 

1 comentario:

Verónica* dijo...

¡No te puedes imaginar la alegría que me das! De verdad, marinero... estoy muy muy orgullosa de ti; si todo lo que has escrito es cierto, debes estar cerquita cerquita de la felicidad. Enhorabuena.
¡Tenemos que vernos!

National Geographic POD