viernes, 11 de mayo de 2012

Y contigo me siento el único, contigo me siento grande. Gracias por estar conmigo en los momentos difíciles, por aguantar mis discursos sin sentido, y mis obsesiones que no llevan a nada y donde tantas veces me contradigo. Gracias por estar también en la distancia, donde siempre pienso en ti, en tu bondad y en tu risa, en tu sonrisa. Por aquellos momentos que marcan tu vida y que te hacen grande. Por aquellas tardes contigo, cariño. Calle arriba, calle abajo, con parada en esa esquina donde apurábamos hasta el último momento hablando de nuestras inquietudes de adolescentes, novatos de la vida.Por conocer mi lado más íntimo y quererme a pesar de todo. Porque sé que te acuerdas mucho de mí, que te echo mucho de menos aquí, y ojala pudiéramos haber estado más juntos siempre, compañera... Consigues saber lo que pienso sólo mirándome, sé como conocer lo que quieres con tu voz... Te dejo esta canción, mejor te dejo dos. Una, quizás superficial, pero dijimos que era nuestra canción en aquel velódromo convertido en una discoteca gigante mientras bailábamos sin parar. La otra, porque me la enseñaste tú y ahora me recuerda tanto a ti...




P.D. Y ésta que cantábamos en la clase de inglés te la dejo en posdata, porque no quiero despedirme nunca de ti...


No hay comentarios:

National Geographic POD