lunes, 18 de enero de 2010

Rápido


La mesa llena de papeles y solo 10 mínutos para escribir. Y así, buscar la extraña satisfacción de que tu guión quede inmortalizado en internet, buscar una fuente de distracción en esta larga noche. El efecto de la cafeína va dejando de actuar, ahora entra la fase tonta y preocupante en la que tienes los ojos como platos y la mente semiabierta, donde todo entra a cuentagotas. Es cuando te preguntas que qué demonios haces aquí, que mañana es otro día que tendrá 24 horas; pero eso mismo dije ayer y antes de ayer... y también la semana pasada. Pero qué mas da, ya llegas a la conclusión de que te gusta darte caña y hacer las cosas bajo presión. Contar y comprimir las horas y los folios. Me gustan y desquician estas noches por igual.

4 comentarios:

a gritos dijo...

Me encantaban esas noches contigo... Siento muchísimo que ahora tengas que pasarlas solo. Deberías mudarte aquí una temporada. Solo mientras duren los exámenes. Te aseguro que, aunque yo me limite a leer y escuchar música, te haré toda la compañía que pueda!

Vero* dijo...

He estado trasteando de nuevo por aquí... ya hace un año de todo esto. ¿Por qué lo abandonamos? Deberíamos retomarlo. Ahora que sí podemos hacernos compañía estas noches...

Verónica* dijo...

Jajaja, soy super bipolar, te das cuenta!? De nuevo no podemos ayudarnos por las noches para estudiar!!!

Blueisland dijo...

Pues claro que estudiaremos de nuevo juntos!! He decidido ser un frustrado opositor más, así que necesitamos apoyo mutuo!